POESÍA Y RISAS


Me encanta esta película y su ironía es muy actual y es necesaria para llevar toda esta indignación.

El gato en el jazmin

Hay días en los que la tristeza sepulta a la indignación (que ya es decir…). Días en los que no entiendes ese afán por separar cuando más unidos tenemos que estar, esa obsesión por reivindicar el ombligo propio, esa malsana costumbre de buscar las diferencias y no las afinidades. Días en los que una apisonadora sin corazón vuelve a machacar, un poco más, este oficio, laminando las bondades de muchos profesionales extraordinarios (¡maldito martes y 13!).  Y, sobre todo, días en los que se te resquebraja la esperanza porque hasta las personas más queridas empuñan un garrote, aunque sólo sea verbal…

Afortunadamente otras personas, no menos queridas, desenfundan la poesía y nos disparan letras de esas que cuando impactan alivian el dolor. Letras como las que hace un rato me ha regalado @MonteroQuercus, recordando a ese emperador-poeta que nació aquí cerquita, en Itálica (Santiponce, Sevilla), y que amaba, a partes…

Ver la entrada original 258 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s